Características de un cilindro antibumping

Una de las mayores preocupaciones que se tiene en la actualidad es la seguridad en el hogar y lo cierto es que la clave para mantenernos a buen resguardo se encuentra en la puerta de la casa y especialmente en la cerradura, pues de su capacidad de resistencia ante los ataques en particular al bumping que es una de las técnicas más usadas, depende la protección que esta nos ofrece.

Pasemos entonces a revisar la única forma conocida hasta hoy para evitar ser víctima de esta práctica, ellos son los cilindros antibumping que han sido especialmente diseñados para resistir el ataque con esta técnica ya que su mecanismo incorpora sistemas que dificultan este tipo de acción delictiva. Estos son cilindros pensados para evitar el bumping y evitar así el ingreso de personas no autorizadas en una vivienda.

Si aún no sabe lo que es, seguro se está preguntando ¿Qué es el Bumping?, pues la mejor respuesta es que la misma es una técnica utilizada por los ladrones para ingresar en un inmueble en menos de un minuto a menos que esta se encuentre protegida por una cerradura con sistema antibumping.

¿Qué son los cilindros antibumping?

La respuesta es sencilla, los cilindros antibumping son aquellos que contienen en su interior un sistema capaz de evitar el éxito ante el intento de forzar una cerradura mediante el método del bumping. Al igual que en todos los productos existentes en el mercado, estos pueden conseguirse de diferentes calidades y con más o menos prestaciones adicionales, pero atención, lo que si debe saber de antemano es que no cualquier cerradura viene con este tipo de protección.

Como ya se mencionó en el párrafo anterior existen cerraduras de distintas calidades y esto evidentemente tendrá una consecuencia directa sobre su capacidad de resistencia ante el ataque, aun cuando dispongan del mecanismo antibumping, por lo que lo mejor es seleccionar una de buena calidad para asegurarnos de estar a buen resguardo.

La asesoría de un experto de la cerrajería suele ser lo más indicado, pues no solo conocen a la perfección de los mejores productos existentes en el mercado sino que también son capaces de determinar cuál de ellos se acopla a la perfección con la puerta que tengamos en casa.

¿Cómo saber si nuestra cerradura es antibumping?

Con tan solo una mirada es imposible saber si una cerradura dispone de sistema antibumping, salvo por supuesto que se sea un experto en materia de seguridad. Sin embargo existen otras formas para averiguar si un cilindro tiene un sistema de protección ante la práctica del bumping  o por el contrario carece de él. ¿Te animas a averiguar cómo puedes hacerlo sin necesidad de ser un profesional de la cerrajería? En lo adelante te decimos como conseguirlo.

Una forma rápida y práctica de averiguar si la cerradura que tenemos en casa dispone de protección antibumping es consultar información sobre ese modelo concreto buscando en Internet. Claro que esto tiene un pequeño inconveniente y es que si no estamos familiarizados con el mundo de las cerraduras, tal vez se nos complique un poco identificar el modelo específico de la que tenemos instalada. Aunque las personas guardamos infinidad de cosas no es corriente que alguien guarde la caja donde venía el producto de fábrica, ni tampoco el manual de instrucciones cuando se trata de una cerradura, esto hace que en ocasiones este método no resulte tan bien como sonaba al principio.

Existe sin embargo una segunda opción para conseguir saber si la cerradura es antibumping o no y esta sí que de verdad no fallo. La misma pasa por hacer una consulta a un cerrajero profesional, bien sea mostrándole una fotografía o solicitando que se acerque hasta nuestro domicilio a verla.

Sea cual sea el resultado de la inspección o de la revisión de la fotografía de lo que no cabe duda es de que con seguridad un profesional de la cerrajería siempre recomendará colocar cerraduras de marcas reconocidas y sobretodo de buena calidad, además de obviamente optar por los modelos que ofrezcan mayor seguridad. Probablemente si en la revisión el cerrajero nota que la misma no tiene escudo protector, aconsejará ponerle uno de inmediato, pues de esta manera se dificulta el trabajo del ladrón al intentar atacar el cilindro.

Si luego de leer el párrafo anterior se le ha pasado por la mente a los lectores que una buena forma de saber si la cerradura incorpora sistema antibumping es desmontando el escudo protector, en caso que esta lo tuviera, para poder identificar el modelo de la misma buscando tal vez algún numero o código, le podemos decir de inmediato que ninguna otra idea puede ser tan mala como esa. Las razones para tal aseveración son  principalmente dos: la primera es que  una persona sin experiencia en esta área jamás debe manipular una cerradura y la segunda es porque no todos los modelos tienen forma de identificarse aun eliminando esta protección.

Aunque hasta ahora hemos hablado de la protección antibumping, no está demás decir aunque no sea el tema que nos ocupa, que tener un sistema que proteja contra el ataque mediante el bumping es conveniente pero no suficiente, por lo que la recomendación es añadirle protección a la puerta adicionando para ello otros mecanismos complementarios. En materia de seguridad nunca nada será suficiente.

Algunos de los elementos que resultan indicados para esta finalidad, son la instalación de cerrojos e inclusive puede pensarse en colocar una segunda cerradura. También instalar una puerta blindada o acorazada puede ser una manera adecuada de aumentar el nivel de protección actual.

¿Los cilindros antibumping son todos iguales?

Así como no todas las cerraduras son iguales, ni tampoco los son todos los cilindros, no todos los bombillos antibumping son iguales. Sorprende ver que existen grandes diferencias entre unos y otros dependiendo de la marca y del modelo particular de cual se trate.

Lo que sí es una máxima es que cuantos más pitones tenga una cerradura mayor nivel de seguridad ofrecerá, es por esto que una de las grandes y claras diferencias entre cilindros antibumping se encuentra en el número de pitones que el cilindro incorpora. En el mercado se consiguen desde los más básicos que cuentan con un solo pitón hasta los que tiene ocho o más.

Pero aunque la seguridad que proporciona una cerradura está relacionada con el número de pitones con los que cuenta, debe decirse que también guarda un estrecho vínculo con una correcta instalación, además de por supuesto del hecho de utilizarla.

Seguramente esta última aseveración respecto de la utilización puede sonar un poco extraña, pero se sorprenderían al saber la gran cantidad de personas que no pasan la llave cuando están dentro de la  casa e inclusive cuando salen por unos momentos de su hogar. ¿De que sirve tener la cerradura más segura del mundo si no se usa? Pues no sirve de  nada!! Es igual a no tenerla.

Muchas de las cerraduras antibumping traen además protección contra otros métodos de ataque, es así como resulta de extraordinario interés que las mismas incorporen también sistemas anti-ganzúa, anti-taladro, anti-rotura, anti-extracción, etc. pues suponen una protección integral.

Recomendaciones para comprar un buen cilindro antibumping

A lo largo de este texto hemos repasado las características que debe tener una cilindro antibumping, sin embargo cuando se trata de seguridad bien vale la pena recordar algunas de ellas y dar algunos consejos para que las personas adquieran productos con las condiciones técnicas necesarias para que les brinden protección. Así pues podemos decir que la marca y el modelo son ambos elementos clave a considerar, pero si se quiere el factor básico es el número de pitones que la misma tiene. Por otra parte otro buen consejo es buscar una que lleve otros sistemas de seguridad asociados para que no solamente proteja contra el bumping sino también contra otras prácticas usuales.

¿Cuánto cuesta un cilindro antibumping?

Esta es una pregunta en cierta forma difícil de responder ya que dar un precio exacto resulta imposible pues depende mucho de la marca y del modelo además de otras variables que no se pueden controlar como por ejemplo de una oferta o promoción que decidan hacer el fabricante o el minorista. Sin embargo como aproximación puede decirse que un buen cilindro antibumping puede costar entre 150 y 200€. Este precio en ocasiones ya incluye la mano de obra, en tanto que en otros casos habrá que incorporar además los costes de instalación por parte del cerrajero profesional.

Si en algún sector se cumple aquello de que lo barato sale caro es en la cerrajería. Con base en lo anterior daremos una recomendación adicional: Olvídese de las gangas y de los productos extremadamente económicos, si le ofrecen un cilindro antibumping por 20 euros no se deje tentar, pues colocar uno de ellos significará tirar este monto de dinero a la basura. Tener uno de ellos instalado equivaldrá a no tener ninguno.

Recuerde que si con algo no se juega es con la protección de su hogar, pues tal vez por querer ahorrar unos pocos euros se acabe teniendo perdidas muy superiores. Esta recomendación no solo aplica para la selección de los productos sino que también es válida al momento de seleccionar a un cerrajero.