Nuestro Blog

¿Cómo distinguir a un cerrajero profesional de un timador?

Hay cerrajeros 24h Barrio Salamanca que lamentablemente, hacen mal su trabajo y, por ende, son estafadores, puesto que fingen ser profesionales del oficio, aspecto en el que mienten. Para el cliente, esto supone un problema que consiste en que le cobran bastante dinero, sin que el falso cerrajero haga un trabajo correcto.

¿Motivos por el que existen los cerrajeros timadores?

En el ámbito de la cerrajería existe el intrusismo laboral, razón por la que hay cerrajeros que no son profesionales pero que están dados de alta. Y entre los que no están dados de alta, se puede diferenciar a los que trabajan correctamente y no cobran una exageración, a diferencia de los que no laboran debidamente y cobran sumas de dinero exorbitantes. En ambas situaciones, no cobran el IVA, pero no estarás amparado por alguna garantía en caso que el trabajo no haya sido hecho de la mejor manera posible. Los cerrajeros que se desenvuelven como timadores, colocan publicidad en páginas web, para que los contactemos sin pensar.

¿Cómo saber que un cerrajero es profesional?

Un verdadero cerrajero, tiene una dirección física para localizarlo, aparte de un número telefónico de contacto. En caso que esto no sea así debes dudar de esta persona, porque es muy probable que no sea profesional y por ende, un estafador. No está de más, que inviertas algo de tiempo para conseguir opiniones acerca del cerrajero en el que hayas pensado, para saber si las experiencias de otras personas, han sido malas o buenas.

El cerrajero debe tener una gran oferta de servicios

Un buen cerrajero, cuenta con una gran oferta de servicios, algo que muchas veces no observamos porque relacionamos a este tipo de trabajador, con prestar exclusivamente un servicio para urgencias. Sólo que un cerrajero de verdad, puede hacer instalaciones de ventanas y de sistemas de seguridad. Si la compañía de cerrajería a la que llamas, tiene un amplio portafolio de servicios, entonces podrás confirmar que la misma es fiable.

¿Cómo diferenciarás un cerrajero profesional de un estafador?

Una buena cerrajería tiene certificados de calidad de servicio, para que el cliente sepa que su servicio es óptimo, amen que el personal que enviarán es totalmente profesional. Por eso, las empresas de cerrajería muestran estos certificados en la web-site, porque conocen de la importancia de los mismos. Entre los certificados con mayor prominencia, tenemos al de UCES (acrónimo de Unión de Cerrajeros de Seguridad).

Deben ofrecer presupuesto sin compromiso

Cualquier empresa de cerrajería seria, tiene que ofrecer un presupuesto a cada cliente sin compromiso alguno, porque cualquier cliente tiene derecho a conocer lo que le cobrarán por la prestación de un servicio. En caso que la compañía no desee ofrecer un presupuesto, lo más factible es descartarla por no pensar en el bienestar de sus clientes.

Las buenas compañías cerrajeras, siempre se disponen a ofrecer un presupuesto que informe a sus clientes del costo de cada fase del trabajo, sin descartar cualquier imprevisto que, a la final, encarezca la labor, ya que el grado de dificultad puede variar.

 

 

¿Cómo cambiar la manilla de la puerta?

En caso que tengas en tu puerta una manilla vieja y desees cambiarla por otra, debes tomar la decisión correcta y para ejecutar este reemplazo, lo mejor es que lo hagas y no tengas que gastar dinero en los servicios de un cerrajero Barrio Salamanca.

Pasos a seguir para el cambio de la manilla de la puerta

Inicialmente, debes tener un destornillador con el que quitarás los tornillos o tirafondos que pueden sujetar a la puerta, la manilla. Posteriormente, solo tienes que quitar tanto la manilla como los embellecedores, algo que debes hacer con precaución para que no rayes la puerta. Después, debes sacar el vástago que no es otra cosa sino un tornillo cuadrado y largo, diseñado para unir el par de manillas de la puerta. En caso que la caja sea adaptada a la manilla nueva, no tienes que sacarla, algo que te restará mucho trabajo.

No es usual que los embellecedores de la manilla nueva, tengan las mismas dimensiones que de la anterior. Si son más pequeños, debes limpiar la puerta para eliminar los restos y que la sección visible quede encajada de forma perfecta, buscando igualar la puerta. Si se busca tapar agujeros, lo mejor es usar una masilla reparadora de excelente calidad con un par de masas, que deben ser bien mezcladas antes de aplicar a la puerta, buscando que la mezcla tenga un aspecto homogéneo para lograr el resultado esperado. Cuando se tapen los agujeros, se debe aplicar pintura de un color similar y luego que la pintura se haya secado debidamente, es que pondrás la manilla.

Claro está, debes introducir el vástago de la manilla nueva, operación totalmente sencilla, porque solamente debes constatar que el vástago quedará listo sin inconvenientes en ambos lados. Por último, tienes que colocar la manilla y los tirafondos que se necesitan, para culminar esto con los embellecedores, que ocultarán los tornillos.

 

Consejos para poner una buena manilla en la puerta

Una cosa indispensable: Adquiere productos de una calidad óptima y descarta aquellas manillas que, a pesar de ser más baratas, se fabrican con materiales de una calidad pésima, ya que su aspecto se deteriora rápidamente y tendrás que reemplazarla en poco tiempo. Los embellecedores, deben ser de las mismas dimensiones que los anteriores, evitando buscar la forma de tapar los agujeros que los embellecedores antiguos dejaron.

En caso que tu intención sea mantener una estética uniforme en toda tu vivienda, lo mejor es que todas las puertas tengan la misma manilla. Por último, una manilla en mal estado es desagradable, por lo que se sugiere cambiarla lo más pronto posible.

¿Necesitas llamar a un cerrajero para esto?

No es nada complicado cambiar la manilla y si eres de los que les parece bien hacer las cosas por su cuenta, lo mejor es intentar hacer el reemplazo y ahorrar dinero. En caso que no te atrevas, porque no tengas la experiencia, puedes buscar la alternativa de llamar a un cerrajero, quienes hacen esto con rapidez. En caso que sea de estos que trabajan las 24 horas, también puede ayudarte, solo que el precio de sus servicios es más oneroso.

¿Cómo cambiar la cerradura de la puerta?

No es necesario que, a cada momento, contactes a un cerrajero Barrio de Salamanca para que realice un trabajo de esta índole, puesto que, en diversas ocasiones, podrás solventar por tu cuenta este tipo de cosas. Aquí, te enseñaremos como hacer el cambio de la cerradura de una puerta, para que cuando instales la que adquiriste, puedas contar con la certeza que tu hogar está correctamente resguardado. Es recomendable, hacer el cambio de una cerradura cada cierto tiempo, para que las que tengas no sean obsoletas, y puedan impedir que algún ladrón abra la puerta con facilidad.

Comprar una cerradura para la puerta

En primer lugar, debes saber las dimensiones de la cerradura a instalar, para que la misma funcione adecuadamente en tu puerta. Entre sus cualidades, debe ser no solo anti-bumping, sino anti-cizalla y anti-palanca, para que ningún delincuente pueda violentarla de alguna manera. De esta forma, el intruso tendrá mayores complicaciones para entrar a tu hogar, sin tu consentimiento. Lo más factible, es comprar una cerradura del mismo diseño que la anterior (si es de la misma marca, mucho mejor), para que el reemplazo sea menos complicado.

Pasos para quitar la cerradura

Tomamos un destornillador y removemos los tornillos y resortes, encargados de la fijación y sujeción del manillar con que cuenta la puerta, porque es la manera para sustraer los elementos decorativos de la cerradura. Por otra parte, podemos visualizar que el bombín lo sujeta un tornillo muy largo, lo que puede variar de acuerdo al modelo y hacer que requieras un tipo determinado de destornillador, preferiblemente plano. Al conseguir este tornillo, debes quitarlo con paciencia para que no maltrates la puerta.

En lo que hayas extraído el tornillo, toma la llave de tu puerta y métela en la cerradura, para girarla en un ángulo de 45 grados y empujarla para terminar extrayendo el bombín. Debes evitar que se parta la llave y si tienes algún inconveniente para sacar el bombín, revisa si hay otro tornillo que lo sujete. Cuanto hayas sacado el bombín, verifica que tenga idénticas medidas que el nuevo, para que no efectúes modificaciones en el orificio de la puerta.

Proceso para instalar la cerradura

A continuación, se debe poner el nuevo bombín, al que se le debe meter la llave para colocarlo en el agujero que tiene la puerta. Tienes que fijarlo correctamente, para que no tengas inconvenientes al momento de abrir la puerta. Después, tienes que apretar bien el tornillo que se encarga de sujetar la cerradura, el cual es largo. En la maneta, tienes que poner los tornillos.

Lo importante de comprobar de la cerradura

Previo a seguir colocando las distintas piezas, hay que asegurarse que la cerradura funciona de manera adecuada, teniendo que meter la llave dentro de la cerradura y girarla con facilidad, para que veas si funciona adecuadamente. Primero, debes hacerlo con la puerta abierta y seguidamente, con la puerta cerrada. Hasta los momentos, habrías hecho un buen trabajo. Solo tienes que colocar los tornillos que restan y los embellecedores, para usar tu nueva cerradura.

 

Cerraduras fabricadas por la empresa Fichet

Una de las marcas de cerraduras más importantes en el presente es Fichet, dado que es una empresa que fabrica productos con los mejores estándares de calidad, y que, de manera constante, hace todo lo necesario para mejorar sus procesos de producción, por lo que las personas que han adquirido sus cerraduras, quedan totalmente satisfechas. Por ende, podemos recomendarte a esta empresa, en caso que desees instalar una cerradura en tu vivienda. Es bueno saber, que el precio de las cerraduras Fichet, puede ser un poco más alto que el de otras marcas, solo que sus productos no vienen defectuosos y la durabilidad de estos es prolongada.

Hay diversos tipos de llaves Fichet

Esta puede variar, de acuerdo a la cerradura que hayas decidido adquirir. No obstante, todas las llaves de esta marca poseen un sistema anti-copia, por lo que, si necesitas una copia de la llave, debes pedirla en la empresa. Se trata de una excelente medida de seguridad, para que ningún ladrón pueda conseguir alguna copia. Claro está, cada cerradura viene con cuatro llaves, cantidad suficiente para que no debas solicitar una copia.

Modelos de cerraduras Fichet con mayor demanda

Una de estas es el F3D. Se trata de un cilindro mecánico de alta seguridad, cuyas llaves cuentan con un sistema 3d, con el que se busca lograr un mayor hermetismo para que personas inescrupulosas, no puedan violentar esta cerradura. Posee un tubo con hendiduras, que dificultan la réplica de su interior, para que nadie logre forzar el cilindro, cualidades que lo hacen totalmente resistente a cualquier ataque.

Otro modelo es el 787.Z láser, que también al igual que el F3D, funciona de forma mecánica. Si llegas a comprar una cerradura como esta y extravías la llave, corres el riesgo que el que la encuentre, abra la puerta sin obstáculo alguno, en caso que algún ladrón sepa el sitio en el que vives. No obstante, es un cilindro que puede aguantar el uso de ganzúas y taladros.

Para las puertas altas, las cerraduras Multipoint de Fichet son las mejores. Estas cerraduras cuentan hasta con cinco puntos de cierre, de los que uno es central y adicionalmente, posee 4 más. Para esto, podrás escoger distintos pestillos, recomendándose un pestillo alto, otro pestillo bajo, un par de puntos laterales y el pestillo central correspondiente. En estas cerraduras, están incluidas las llaves 787.Z.

Y las cerraduras Fichet Fortissime, usan el cilindro F3D, usando 5 puntos de cierre, al igual que el modelo multipoint. Solo que se implementa un retenedor semiautomático, con el que una persona puede abrir la puerta ligeramente, mientras que el ladrón no logrará abrir la misma, evitando que pueda alcanzar una intrusión violenta en tu domicilio.

Por último, en cerrajeros Barrio de Salamanca Madrid tenemos a la cerradura Fichet Primlock, con un cilindro y una llave 878.Z. Entre sus características, tiene 3 puntos de cierre, implicando un par de pestillos laterales que emplean cierres mixtos, junto a un pestillo central en el que se usan dos barras de corte. Esta cerradura tiene cuatro llaves y una tarjeta de identificación, que debes usar si necesitas duplicar alguna de tus llaves.